viernes 15 de diciembre del 2017
Política e Instituciones
Articulos destacados

Artículos Destacados

Mauricio-Rodriguez-Larreta-Policia-Federal_CLAIMA20160105_0027_28
coparticipación

Informe sobre la modificación de la coparticipación de la Ciudad de Buenos Aires

Por La Fábrica Porteña
02-03-2016

Los montos transferidos por la modificación de la coparticipación que benefician a CABA, exceden en más 4 mil millones de pesos lo necesario para afrontar el traspaso de la PFA. El nuevo decreto del Presidente Mauricio Macri y el Min. Rogelio Frigerio permite que se destinen a financiar la Policía Metropolitana.

 


 

El pasado 18 de enero, mediante decreto 194/16, el presidente de la Nación, Mauricio Macri, incrementó el coeficiente de participación de la Ciudad de Buenos Aires respecto a la masa coparticipable en un 168%, llevándolo –en términos porcentuales– de un 1,40% a un 3,75%.

En términos nominales, este aumento asciende a un total de $16.823.540.378 adicionales que la CABA va a recibir durante el presente año (lo que representa más de un 15% de los ingresos totales que estaban proyectados en el presupuesto de CABA para 2016). Antes del decreto, la Ciudad tenía proyectado recibir en concepto de impuestos nacionales ($10.022.364.100), por lo que la modificación del coeficiente, más que duplica dichos ingresos[1].

Tanto Mauricio Macri como el Jefe de Gobierno Porteño, Horacio Rodríguez Larreta, justificaron el aumento en cuestión arguyendo que dichos fondos “no corresponden a dinero de la coparticipación, sino que es el dinero que la Ciudad deberá utilizar para financiar las estructuras de la Policía Federal recientemente traspasadas a su órbita”.

Sin embargo, cuando uno observa la Ley de Presupuesto Nacional 2016 –y más específicamente los créditos dentro del Ministerio de Seguridad– se advierte que el programa “Seguridad Metropolitana” tiene asignados $11.402.274.100, mientras que al programa “Servicios de Bomberos” le corresponden otros $1.212.008.000. Por lo tanto, financiar ambos programas (el corazón de lo que ha sido transferido a la Ciudad) tiene un costo total de $12.614.282.100.

A simple vista se puede advertir que hay una diferencia de $4.209.258.278 a favor de la Ciudad de Buenos Aires que no necesariamente sería destinada a financiar el traspaso de la Policía Federal. Por lo que la principal incógnita, que amerita un exhaustivo control parlamentario tanto a nivel local como nacional, es cuál será el destino de esos más de 4 mil millones de pesos que la Ciudad recibe de la masa coparticipable y que no son necesarios para cubrir el traspaso.

Si bien en las últimas horas, mediante el Decreto 399/16, se corrigió el “error” cometido en el decreto 194/16 por el cual la Ciudad iba a recibir dinero extra en concepto del FONAVI y del Fondo Federal Solidario (también conocido como Fondo Sojero), ya que los mismos se ajustan según el porcentaje de coparticipación, la situación aquí detallada no fue alterada. En primer lugar, cabe aclarar que en el presupuesto 2016 de la Ciudad ese dinero no está considerado dentro de los 10.000 millones estimados por coparticipación, sino que se encuentran dentro del rubro “transferencias”**. Es decir, que el cálculo realizado más arriba no se vería afectado en lo más mínimo por la medida anunciada por Frigerio y esos 4.000 millones excedentes seguirían estando en manos de la Ciudad pero sin un destino claro.

Segundo, en el art. 2° del decreto correctivo se establece que [los nuevos fondos] serán destinados para consolidar la organización y funcionamiento institucional de las funciones de seguridad pública en todas las materias no federales ejercidas en la CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES, siendo la COMISIÓN FEDERAL DE IMPUESTOS la encargada de verificar esto según el art. 3° de la misma norma (en ningún momento se aclara qué pasaría si el GCBA no cumple con esto).

Lo que se desprende de la cita anterior es que los fondos transferidos deben ser utilizados en todas las funciones de seguridad no federales, entre las cuales se incluyen las desempeñadas por la Policía Metropolitana hasta el 18 de enero y que eran financiadas por el gobierno de la Ciudad. Tal es así, que en el presupuesto 2016 de la Ciudad de Buenos Aires, se puede observar que el programa “Plan de Seguridad Pública” (que incluye a la Policía Metropolitana y al Instituto Superior de Seguridad Pública) tiene presupuestados un total de $3.954.134.072, un número que tranquilamente podría ser cubierto por el excedente antes mencionado. Para dimensionar el enorme peso de esos recursos, cabe destacar que esos más de 4 mil millones de pesos representan más de lo que el GCBA destina, por ejemplo, a todas sus políticas de vivienda (la función “vivienda” el GCBA tiene previsto destinar 3 mil millones de pesos en 2016, el 2,75% de su presupuesto).

Por lo tanto, es más que pertinente preguntarse: ¿El GCBA tiene previsto financiar la PM con dicho excedente? Toda la normativa emitida hasta el momento permitiría hacerlo.

En síntesis, la opacidad de estos números se suman a las dudas y preocupaciones que el bloque del FPV de la Legislatura de CABA manifestó respecto de la falta de claridad del convenio de traspaso de la PFA, por lo que cobra especial relevancia el rol que la Legislatura Porteña debe asumir como poder del estado, capacitada para ejercer un control parlamentario –horizontal– sobre las decisiones que tome el Ejecutivo.

[1]Este cálculo se hizo tomando como base la estimación que realiza la Ciudad de Buenos Aires en su presupuesto para 2016 respecto al dinero que recibirá en concepto de Coparticipación. Cabe destacar, no obstante, que en los últimos años ha sido frecuente que la Ciudad subestime este monto. Por lo tanto, no es absurdo suponer que el dinero que reciba finalmente la Ciudad sea mayor al que aquí se indica.

** Los Fondos FONAVI ascienden a $153.468.500 y figuran dentro de las transferencias corrientes. El Fondo Federal Solidario representaría otros $454.000.000 y figura dentro de las transferencias de capital.

Menu