sábado 16 de diciembre del 2017
Desarrollo Económico
Articulos destacados

Artículos Destacados

Deuda
Deuda

Endeudando Buenos Aires

Por POLITICA
27-03-2014

Desde la llegada de Macri al Gobierno en diciembre de 2007, la Ciudad ha vivido un crecimiento sostenido de su endeudamiento, que la coloca a comienzos del 2014 en su máximo histórico.

La Deuda Pública presentada con los datos de la ejecución del cuarto trimestre del año 2013, alcanzó 1794 millones de dólares, lo que implica un crecimiento de 3 veces respecto de la deuda al finalizar el año 2007. Cuando asumió Macri la deuda era de 574 millones de dólares.

De manera contraria al proceso de desendeudamiento llevado a cabo por el Gobierno Nacional, la deuda de la Ciudad se incrementó de manera constante entre 2007 y 2013. Con un aumento del 300 % en 5 años.

Sólo en el 2013, el stock de deuda de la Ciudad aumentó un 20%, incrementando la deuda de la Ciudad en U$S 360 millones. Si se considera la deuda en pesos, alcanzó los $ 11.700,4 millones, cuando en el 2007 era de $ 1.807 millones, incrementándose un 650%.

Un problema adicional es que el 96,3% de la deuda de la Ciudad es en moneda extranjera o atada a su valor, mientras que en el 2007 representaba un 60%. Si aumenta el dólar un centavo la deuda crece, tornando más vulnerable la situación financiera de la Ciudad.

En enero de 2014, el GCBA volvió a tomar deuda por U$S 147 millones, se trata de Títulos que ajustan por dólar. Son los bonos denominados “dollar-linked”, consistentes en una obligación nominada en dólares, pagadera en pesos al tipo de cambio oficial. De esta manera, el Gobierno de Macri se transformó en el mayor emisor de deuda con ajuste “dollar linked” con US$ 760 millones lanzados desde octubre de 2012, siendo al mismo tiempo una de las provincias más superavitarias, lo que quita justificativo a la necesidad de constante endeudamiento. En el mensaje presupuestario para 2014, el GCBA se jacta de haber logrado al primer semestre de 2013 un resultado económico primario de 5.157 millones, de 3.080 millones cuando se incorporan recursos y gastos de capital, y un resultado financiero superavitario de 2.765,5 millones.

Con el superávit mencionado, la constante sub ejecución presupuestaria, el estancamiento de las inversiones de capital, y la disminución de la participación de los servicios sociales en el presupuesto, no se encuentran razones para que un distrito con una situación económica más que relajada se endeude sistemáticamente, a menos que se piense que la emisión de bonos se realiza para favorecer al sector financiero.

Para finalizar, y consecuente de los expresado en párrafos anteriores, el pago de intereses también es mayor año tras año. Es así que en el 2007 y en el 2008 los pagos en concepto de intereses representaban cerca del 1 % del presupuesto, luego y de manera progresiva avanzó al 2,35 % en el 2013, y la perspectiva a futuro es que continúe en ascenso.

Menu