martes 12 de diciembre del 2017
Desarrollo Económico
Articulos destacados

Artículos Destacados

desarrollo
DIAGNÓSTICO

Diagnostico Desarrollo económico

Por La Fábrica Porteña
13-04-2015

Problemas específicos

 

Exportaciones y la inserción internacional de la Ciudad 

 

“Apuesto a una Argentina grande que duplique sus exportaciones”. Mauricio Macri

 

En 2012, las exportaciones de la Ciudad de Buenos Aires totalizaron USD 419,1 millones. Seis millones menos que en el 2011, y 24 millones menos que en 2008. Los 419 millones de dólares que exportó la ciudad de buenos aires en 2012 representaron sólo el 0,5% de los dólares totales ingresados al país en concepto de exportaciones. Hace 20 años, en 1994, ese porcentaje era de 1,94%; en 2000 era de 0,9%. Desde entonces no detiene la caída. En los últimos años, desde la salida de la convertibilidad, se observan dos etapas bien claras en la que el año 2008 es la bisagra. Hasta ese año el crecimiento de las exportaciones porteñas acompañó al nacional. Luego, la Ciudad decreció mientras la Nación creció La Ciudad de Buenos Aires no es líder nacional en ningún producto ni en ningún mercado. Si tomamos los veinte productos principales que exporta y los comparamos con las exportaciones nacionales de los mismos productos vemos que el porcentaje sigue siendo ínfimo: 1,6%. Lo mismo ocurre con los veinte destinos importantes (representan el 0,8% de los envíos a esos países). Un informe del GCBA afirma en este sentido: “… la Ciudad de Buenos Aires presenta un débil perfil exportador en términos de bienes que explica la baja relevancia de los envíos al exterior tanto en la economía local (medida, entre otros indicadores, a través del cociente exportaciones/Producto Bruto Geográfico) como en las ventas externas argentinas. […]” En lo que respecta a crecimiento, entre 2005 y 2007 el producto nacional y el producto geográfico bruto de la Ciudad resultaron similares. Entre 2007 y 2011, en cambio, resultó mayor el nacional (ver gráfico 2). Ambos puntos dejan entrever que el GCBA no le está dando a la ciudad ese “plus” que el macrismo dice tener.

 

La participación del valor agregado bruto de la Ciudad de Buenos Aires en el nacional a valores corrientes representa cerca de 25%. Sus principales categorías son: servicios inmobiliarios, empresariales y de alquiler (20,7%), comercio (14,5%), industria manufacturera (10,9%), intermediación financiera (10,8%), y servicios de transporte, almacenamiento y de comunicaciones (10,3%). El importante crecimiento (de más de 10 puntos) en la Ciudad de los años 2005 y 2006 fue empujado por la construcción (29,8) y la intermediación financiera (21,5). A partir de 2008, los índice de crecimiento disminuyeron y ninguna actividad demostró una dinámica por encima del promedio.

 

Situación del Puerto y su integración con la Ciudad

 

Existe una situación objetiva que abre una ventana de oportunidad para trabajar de manera más abarcadora la cuestión del puerto, que está dada por el vencimiento próximo de las concesiones otorgadas para todas las terminales (concesionadas a un total de seis empresas). La más próxima, vence el 30 de agosto de 2015, bajo concesión a la empresa BACTSSA S.A. y la más lejana, bajo control de TERBASA, vence el 23 de noviembre de 2022. Antes de noviembre de 2019, hacia el fin del mandato del próximo Jefe de Gobierno (y del próximo Presidente), van a haber finalizado todas menos una de las concesiones portuarias. Si hay un momento, entonces, para planificar y redefinir el futuro de la relación entre el puerto y la ciudad y la potencialidad de esa relación, es en el próximo mandato. El Puerto de Buenos Aires es no solo el principal del país, sino que hegemoniza la Región Metropolitana, aun cuando existen otras áreas de la región que tienen una gran potencialidad si fuesen desarrolladas. En ese sentido, no sólo correspondería pensar el Puerto desde el punto de vista de la ciudad que la rodea, sino que también debe pensarse inserto en una región con capacidad de diversificarse.

 

Desarrollo de la ciencia y la tecnología con orientación al sector productivo y las políticas públicas

 

En el presupuesto para 2014, la Dirección General de Gestión de Actividades Científicas y Tecnológicas, dependiente del Ministerio de Desarrollo Económico, ve reducido su presupuesto en un 347 %, al pasar de 2,9 millones a 846 mil pesos. Además, mientras que el programa principal de esta área en 2013 era la “Investigación Científica”, este programa en 2014 desaparece en una serie de programas de tamaño reducido, algunos que no superan los 30 mil pesos para todo el año como el “Plan de Innovación de Hospitales”. Por otro lado, de esos 846 mil pesos, 466 mil (55 % del presupuesto anual del área) son destinados a un programa nuevo llamado “Emprendimientos Bio” que es un convenio con la Universidad Católica Argentina para financiamiento de la investigación en biotecnología mediante un fondo público privado. Tanto en dólares como en relación al total presupuestario de cada ciudad, el presupuesto para ciencia y tecnología de México DF, ciudad modelo con su Instituto de Ciencia y Tecnología, supera más de diez veces el de la CABA en 2013 (y en 2011 fue casi 40 veces superior), permitiéndole llevar a cabo más de 690 proyectos de investigación para la implementación de políticas en áreas claves de la ciudad como hábitat, movilidad, salud y prevención, la recuperación de residuos y la educación. La ciencia y tecnología en la CABA, por otro lado, no tiene áreas definidas de investigación, y como emana del presupuesto, estas parecen ser no solo escasas o nulas, sino las que existen son erráticas, sin planificación, recurriendo a investigaciones puntuales pero sin una definición de objetivos intertemporales. No es posible hallar en la Dirección General de Gestión de Actividades Científicas y Tecnológicas una serie de líneas de investigación o de proyectos en marcha.

 

Análisis presupuestario

 

Para el año 2014 el presupuesto destinado a las finalidades-funciones que agrupamos dentro del área de desarrollo económico representa el 1,3 % del presupuesto total del GCBA.

 

  Presupuesto total CABA(en absolutos) Presupuesto del área por finalidad(en absolutos)
2008 $13.103.591.570 $169.797.025
2009 $16.980.785.984 $169.554.051
2010 $18.039.387.874 $132.559.973
2011 $26.939.656.970 $275.004.063
2012 $32.905.436.924 $304.482.632
2013 $40.549.912.585 $426.956.582
2014 $59.501.674.240 $831.196.125

Fuente: elaboración propia en base a información oficial

 

Para determinar los componentes de esta área, agregamos las funciones de interés a partir de las competencias específicas del Ministerio de Desarrollo Económico que no son contempladas por otras áreas y Ministerios, como la función Vivienda. De esta manera, seleccionamos las funciones: Trabajo, Turismo e Industria. Si se analiza la evolución interanual del presupuesto de las políticas específicas del área, se encuentra que los programas más perjudicados fueron, en primer lugar, los de la cartera laboral, seguidos por los programas vinculados a la ciencia y la tecnología.

 

  Total asignado para 2014 Presupuesto de la unidad total / Presupuesto ministerial Variación interanual
Ministerio de Desarrollo Económico $1.864.779.305 - -
Unidad Ministro $192.576.557 10,33% 50,58%
Dir. Gral. Comercio Exterior $6.669.657 0,36% 29,96%
Subsecretaría de Inversiones $47.960.700 2,57% -6,02%
Subsecretaría de Economía Creativa $60.476.885 3,24% 38,49%
Subsecretaría de Trabajo $73.593.330 3,95% 24,25%
Subsecretaría de Deportes $216.585.560 11,61% 11,97%

Fuente: elaboración propia en base a información oficial

 

“En materia de ciencia y tecnología hay mucho despilfarro. Tira fibras ópticas que no hacen falta y se generan empresas satelitales que no funcionan”. Mauricio Macri.

 

En 2014, el GCBA redujo el presupuesto de ciencia y tecnología en un 347 %, al pasar de 2,9 millones a 846 mil pesos, el 0,001% del presupuesto del GCBA.

 

“Es necesario mantener una fuerte fiscalización del trabajo mediante inspecciones permanentes para garantizar que los trabajadores de la Ciudad puedan desempeñarse con buenas condiciones laborales”. Ezequiel Sabor – Subsecretario de Trabajo.

 

El presupuesto para la Subsecretaría de Trabajo, que se encarga de inspecciones laborales, pasó de 64 millones de pesos en el año 2011 a 59 millones en el 2013, disminuyendo un 7% y un 23% deflactado por IPC. Las áreas vinculadas a la promoción de inversiones, emprendedores e innovación tecnológica, que parecerían ser las más visibles de la gestión, también sufren de la reducción relativa del presupuesto, aunque no caen en recortes como las áreas mencionadas. Como se mencionó, el presupuesto jurisdiccional crece un 38%, sin embargo el presupuesto de unidades ejecutoras como la Dirección General de Fomento Productivo e Innovación Tecnológica, que lleva a cabo el programa de “Apoyo a la competitividad PyME” aumenta sólo un 21% interanualmente. Si se toman los programas de la Dirección General de Industrias Creativas, que abarcan los programas de los distritos de diseño y audiovisual, vemos que si tomamos los programas en sí, el aumento es significativo, pero si miramos la composición del año anterior, vemos que en realidad el aumento se debe a que se concentraron 5 programas en sólo 3, y se distribuyó lo que era “actividades comunes” para todos los programas entre esos 3. Sin embargo, el presupuesto en general de esta Dirección pasó de 23 millones en 2013 a 20 millones en 2014, una reducción del 12%.

 

postales azules FB1

Menu