martes 12 de diciembre del 2017
Desarrollo Económico
Articulos destacados

Artículos Destacados

PRESUPUESTO

¿Desarrollo Económico?: presupuesto y acciones del Ministerio de Desarrollo Económico

Por La Fábrica Porteña
08-06-2014

El Ministerio de Desarrollo Económico, se propone según su presupuesto jurisdiccional “generar un marco para la atracción de actividades basadas en la creación de valor y la innovación facilitando el establecimiento de industrias de alta tecnología proveedoras de servicios que incorporen trabajo calificado” y la “potencialización de industrias estratégicas en un marco laboral inclusivo”, sin embargo, el perfil presupuestario y las acciones de la gestión distan mucho de estos objetivos enunciativos.

El Ministerio concentra cuatro áreas de política con diferentes perfiles, estas son: hábitat e inclusión social, deportes, desarrollo económico propiamente dicho y promoción de inversiones, y la cartera de trabajo. Esto hace a un Ministerio con áreas muy diversas entre sí, aunque vinculadas en torno al mismo eje temático. Esto hace que también la composición presupuestaria sea muy diversa. Los datos a continuación refieren al ejercicio presupuestario vigente en 2014.

Luego de las inversiones de la Unidad de Gestión de Intervención Social, que desarrolla obras de infraestructura, sigue en orden de importancia por unidad de ejecución, la Secretaría de Deportes, cuyos programas representan el 10,19 % del presupuesto.

En tercer lugar, aparecen las áreas vinculadas al desarrollo económico de manera específica, esto es, Subsecretaría de Inversiones, Subsecretaría de Economía Creativa, Direcciones de Ciencia y Tecnología y Fomento Productivo e Innovación Tecnológica, y Dirección de Comercio Exterior, suman entre todos sus programas tan sólo el 6 % del presupuesto.

Por último, la cartera laboral, comprendida en la Subsecretaría de Trabajo, representa el 0,74 % del presupuesto, incluyendo la fiscalización y control del trabajo registrado y control de riesgos de trabajo, lo que da cuenta de la total desatención del GCBA a la cuestión laboral, del empleo informal y las condiciones de trabajo.

Si se analiza la evolución interanual del presupuesto de las políticas específicas del área, se encuentra que los programas más perjudicados fueron, en primer lugar, los de la cartera laboral, seguidos por los programas vinculados a la ciencia y la tecnología.

El programa de “Control Del Cumplimiento De La Normativa Laboral”, que según el presupuesto jurisdiccional incluye actividades como: “Recepción y Trámites de denuncias; Inspección y Fiscalización; Salubridad Laboral; y Plan de Prevención de accidentes de Trabajo en la Construcción”, se redujo en un 298 %, pasando de 372 mil a 125 mil pesos.

Al mismo tiempo, dentro de la misma área, el “Servicio de Rúbrica y Registro” que según el presupuesto jurisdiccional “se proyecta rubricar toda la documentación laboral según la normativa vigente respecto a los trabajadores de la CABA y, efectuar el registro de dadores de trabajo a domicilio por cuenta ajena, brindando transparencia y regularización a toda la actividad laboral” se redujo 704 % al pasar de 760 a 108 mil pesos.

El presupuesto en general de la Dirección General de Protección del Trabajo aumenta un 9 %, frente a un presupuesto de toda la jurisdicción que aumenta un 38 %, y el de la Dirección General de Empleo aumenta un 33 %.

El área de ciencia y tecnología, por otro lado, aparece como totalmente desarmada a partir de este año, quizás fusionadas sus competencias de manera indirecta en algunos programas de otras áreas, pero sus políticas en sí son desfinanciadas.

La Dirección General de Gestión de Actividades Científicas y Tecnológicas ve reducido su presupuesto en un 347 %, al pasar de 2,9 millones  a 846 mil pesos. Además, mientras que el programa principal de esta área en 2013 era la “Investigación Científica”, este programa en 2014 desaparece en una serie de programas de tamaño reducido, algunos que no superan los 30 mil pesos para todo el año como el “Plan de Innovación de Hospitales”.

Por otro lado, de esos 846 mil pesos, 466 mil (55 % del presupuesto anual del área) son destinados a un programa nuevo llamado “Emprendimientos Bio” que es un convenio con la Universidad Católica Argentina para financiamiento de la investigación en biotecnología mediante un fondo público privado.

Las áreas vinculadas a la promoción de inversiones, emprendedores e innovación tecnológica, que parecerían ser las más visibles de la gestión, también sufren de la reducción relativa del presupuesto, aunque no caen en recortes como las áreas mencionadas.

Como se mencionó, el presupuesto jurisdiccional crece un 38 %, sin embargo el presupuesto de unidades ejecutoras como la Dirección General de Fomento Productivo e Innovación Tecnológica, que lleva a cabo el programa de “Apoyo a la competitividad PyME” aumenta sólo un 21 % interanualmente.

Si se toman los programas de la Dirección General de Industrias Creativas, que abarcan los programas de los distritos de diseño y audivisual, vemos que si tomamos los programas en sí, el aumento es significativo, pero si miramos la composición del año anterior, vemos que en realidad el aumento se debe a que se concentraron 5 programas en sólo 3, y se distribuyó lo que era “actividades comunes” para todos los programas entre esos 3. Sin embargo, el presupuesto en general de esta Dirección pasó de 23 millones en 2013 a 20 millones en 2014, una reducción del 12 %.

El programa más beneficiado del presupuesto 2014 es el del Plan Deportivo Recreativo, antes Buenos Aires Haciendo Deporte, que aumenta de 21 a 50 millones, un 133 %. Lo sigue, como es normal en los aumentos presupuestarios del GCBA, las Actividades Centrales del Ministerio, que aumentan un 48 %.

Si observamos las principales acciones de gobierno del Ministerio de Desarrollo Económico al primer cuatrimestre de 2014 vemos que en genera estuvieron vinculadas a las actividades de promoción de inversiones y PyMEs. En particular, programas vinculados a concursos y premios a emprendedores. También, se realizaron diversas actividades de formación.

En materia de promoción de inversiones, se destacan los pagos realizados a UBATEC “para que promocione el distrito tecnológico, como destino preferente a inversiones de empresas norteamericanas, especialmente del sector industrial de las tecnologías de la información y de las comunicaciones electrónicas”.

Respecto de la formación, se destaca en primer lugar el otorgamiento de becas de formación profesional en tecnología en el ITBA y la USAL a partir de la radicación de dichas universidades en el distrito tecnológico por medio de las exenciones impositivas a las empresas que opten por establecerse allí.

También merece mención la participación en la Feria de Hamburgo a la que se invitó a desarrolladores locales de video juegos, aunque queda luego ver cuáles acciones corresponden realmente a las políticas activas del Ministerio y sus resultados concretos más allá de la fotografía y el viaje.

Acerca de estas cuestiones, pareciera haber un sesgo hacia un nicho específico de actores concentrados, y es dudosa la efectividad y penetración de estos programas. Si bien hay alguna evidencia de éxito de corto plazo en particular para los programas de incubadoras, es difícil determinar el alcance y el éxito de más largo plazo de ese y otros programas. Al mismo tiempo, la formación también aparece como concentrada y limitada, ofreciendo talleres aislados y el programa más abarcativo, como las becas de USAL e ITBA, tienen un sesgo hacia el sector privado.

Ninguna de las acciones concretas (ni tampoco la política presupuestaria) parece lo suficientemente abarcativa para cumplir en un plazo razonable los generosos objetivos que el Ministerio se propone, y por otro lado, olvida de plano la cuestión de un mercado laboral “inclusivo” y de la ciencia, la tecnología, y la innovación, tan presentes en lo discursivo del PRO y sus referentes, como una de las piezas claves de un desarrollo económico sostenido.

Menu