martes 12 de diciembre del 2017
Comunas
Articulos destacados

Artículos Destacados

maxi_nenna
LA BOCA

Difícil que se encuentre una propuesta más peronista

Por COMUNAS
26-03-2015

Maxi Nenna, comunero del FPV en Comuna 4: “En el sur de la Ciudad, hay una base del voto peronista va a seguir acompañando al kirchnerismo”

Comunero y militante de la agrupación La Tendencia que integra la Corriente por un Frente Kirchnerista (CFK) que conduce Carlos Tomada, Maxi Nenna dialogó con David Blaustein en el programa “Señales de humo” de FM Palermo. Allí repasó el armado electoral del Frente Para la Victoria en la Ciudad, analizó el presente del peronismo y recorrió las tradiciones políticas de la zona sur en general y La Boca en particular.

– ¿Qué barrios abarca la Comuna 4?

Comprende La Boca, Barracas, Parque Patricios y Pompeya, y una partecita de arriba del Bajo Flores. Para que uno se imagine, la Comuna 4 nace en la fuente de Lola Mora y termina justo en la puerta de la cancha de San Lorenzo.

– Es una comuna enorme, desde el Bajo Flores hasta la Costanera.

Es una comuna que tiene una extensión muy amplia, porque tiene muchos espacios ociosos y espacios verdes, como la costanera e Isla de Marchi. Es un espacio territorial muy amplio y con poca gente viviendo. Y recordemos que el criterio que primó para la conformación de las comunas fue el de cantidad de pobladores. Entonces nos quedó muy amplia. No es una comuna que tenga tantos edificios en altura, en comparación con otros barrios que son más pequeñas en términos territoriales pero tienen un volumen de pobladores importante. Y lo que tiene también la Comuna 4 es que es muy heterogénea, con realidades muy distintas como la Villa 21-24, el barrio Catalinas Sur, Parque Patricios o el barrio Pompeya como zona industrial abandonada desde el punto de vista productivo. Y esos baches se notan mucho.

– ¿Qué características han tenido el Frente Para la Victoria y el Pro en la Comuna 4?

El oficialismo porteño se ha nutrido centralmente de actores del radicalismo, a través de Daniel Angelici y la impronta fuerte que tiene el macrismo a través de Boca Juniors, club del cual soy más que hincha pero también hay que decir que se volvió elitista y que dejó afuera a todos los vecinos del barrio de La Boca. Y también se vale de sectores independientes o del peronismo, que han quedado por fuera de la idea del kirchnerismo como fuerza renovadora y participación militante. Y creo que, en ese sentido, el Pro es una opción claramente conservadora desde el punto de vista de la fuerza política. Después, tenemos en el Frente Para la Victoria una composición absolutamente opuesta, una fuerza militante que en los últimos cinco años ha crecido masivamente con realidades territoriales muy diversas, desde centros culturales, fábricas recuperadas, las tradicionales unidades básicas, el socialismo con bibliotecas populares y participación del sindicato de docentes y que ha trabajado hasta este último momento desde el marco organizativo de Unidos y Organizados y que en el marco de estas PASO ha quedado con algunos matices traducido en estos frentes electorales que ya todos conocemos.

– ¿Cómo ves la interna?

La buena noticia es que el FPV es una fuerza democrática, para aquellos sectores que nos han dicho sobre el dedo de Cristina o que es una fuerza autoritaria. Es saludable la discusión, los matices. En la Comuna 4 vamos a tener seis listas para juntas comunales. Es un dato novedoso a rescatar. Obviamente, la lista que represento con la compañera Vicky Colombo, estoy seguro, va a triunfar porque es una lista que integramos compañeros que tenemos un recorrido común en los últimos años y no hemos hecho atajos ni cuestiones de último momento. Y con una masa militante que, esperemos, a la hora de contar los votos el 26 de abril, la gente nos acompañe con la propuesta.

– Algunos analistas dicen que el kirchnerismo en la Capital Federal es una identidad política instalada. Cuando salís a volantear y hablar con los vecinos, cómo es la polémica de las identidades políticas del peronismo y el kirchnerismo en La Boca, por ejemplo.

Primero, una aclaración. Mi viejo es una persona pública y reconocida, que ha tenido una trayectoria amplísima. Pero me gusta decir también que mamé desde muy chiquito la militancia barrial con mis abuelos. Mis abuelos maternos venían de Yugoslavia, de la Yugoslavia de Tito. Y construyeron en La Boca la Asociación Yugoslava y se nutrían de todos los inmigrantes que venían y tenían su mutual para poder trabajar y tener su obra social. Y mi abuelo paterno tenía también un club social, que es El Trapito -que sigue existiendo y ha tomado otro rumbo-. Pero era un lugar donde los vecinos se juntaban a discutir de política. Y yendo a tu pregunta, las dos identidades eran una más vinculada al PC y otra al radicalismo. Eso se vive mucho en La Boca. Y en particular, como nos conocemos todos, lo importante es la coherencia. Y por eso, marco que la lista nuestra tiene un gran respeto porque podemos explicar nuestro camino y podemos explicar lo que hemos hecho. Y no quiere decir que no hayamos tenido errores pero sí hemos hecho todo con absoluta honestidad. Y cuando uno reparte un volante, hay un diálogo correcto. El sábado pasado, estuvimos en una esquina y había un militante del Pro, se acercó también un militante radical que está en ECO-UNEN y hay mucho respeto. Eso, a la hora del acto eleccionario -que hay muchos fantasmas dando vueltas-, vamos a tener unas PASO ejemplares.

– Hay cierto discurso mediático que polariza y genera miedo. Evidentemente, en los barrios esta apelación de confrontación y virulencia no existe. Y esos mismos medios han instalado que el macrismo ha cooptado parte del voto peronista en el sur. ¿Cómo vivís vos esto en La Boca?

En el sur de la Ciudad, creo que hay una base del voto peronista que va a seguir acompañando al kirchnerismo. Los dos candidatos que nos van a representar, tanto Mariano Recalde como Carlos Tomada -que desde hace 12 años es ministro de Trabajo-, más peronista que eso es difícil que se encuentre. Y eso va a pesar mucho a la hora de que los compañeros que se identifican con lo nacional y popular y las banderas del peronismo nos van a acompañar claramente. El macrismo, por más que tenga algunos dirigentes sueltos y Macri diga que levanta las banderas de Perón, la primera -que es la de la soberanía política- la abandona rápidamente. En ese sentido, el despliegue militante que va a tener nuestra fuerza política va a garantizar ese acompañamiento peronista de gran parte del sur de la Ciudad. Va a estar en disputa pero lo vamos a garantizar.

Menu