viernes 15 de diciembre del 2017
Comunas

La Ciudad fue concebida en una división por Comunas desde su convención constituyente en el año 1996, que de manera similar a los municipios en las provincias, serían el primer nivel de gobierno, constituyendo unidades de gestión política y administrativa con competencia territorial conducidas por una Junta Comunal, que es un órgano colegiado de siete miembros.

Esta nueva institución permitiría que la participación sea el denominador común, que las decisiones no recaigan en un gobierno central sino que, a través de la vida barrial, del ejercicio de la ciudadanía, se promueva una democracia de proximidad. Tras un largo derrotero, en donde se sucedieron diferentes escenarios políticos, recién en el año 2011 fueron elegidas las 15 Juntas Comunales.

El 10 de diciembre del 2011 asumieron los 105 comuneros o juntistas, pero el inicio de este tan postergado proceso de descentralización solo quedó en formalidades. El Gobierno de la Ciudad, pese a que su partido preside las 15 juntas comunales, tomó la decisión política de paralizar cualquier gesto o movimiento que fomente, incentive o aumente la descentralización. La Constitución, la Ley de Comunas y un gran número de leyes centrales dan cuenta de las responsabilidades y posibilidades que cada gobierno comunal tiene, son claras en cuanto a su presupuesto, en cuanto a su carácter de jurisdicción, en cuanto a sus competencias exclusivas y concurrentes. Nada de esto se puede ver reflejado aún.

La descentralización tiene como objetivo una mejor gobernabilidad, con la participación democrática de los vecinos, con un control directo de la gestión, con un Estado próximo, transparente y accesible. El cambio que debe producirse es de fondo, es radical, es participativo, pero no existe la voluntad política para hacerlo. Las Comunas tienen competencias exclusivas (asfalto, espacios verdes, eel presupuesto anual, iniciativa legislativa, administración de su patrimonio, entre otras acciones) y competencias concurrentes junto al Gobierno central de la Ciudad (fiscalización y control, decisión y ejecución de obras públicas, evaluación de demandas y necesidades sociales, etc).

Las posibilidades políticas y estratégicas que surgen a partir de la descentralización y gobiernos comunales son igual de ricas como de desconocidas, cada herramienta es una novedad, cada mecanismo de participación una chance de crecimiento político, es necesario aprehender estas posibilidades para cosechar los frutos de la democracia.

El camino a tomar en las Comunas es el de la participación política, vecinal. Las Comunas funcionan sobre la base de los Consejos Consultivos, que se reúnen de manera mensual en cada comuna y trabajan con comisiones temáticas. Este Consejo es vital en el gobierno comunal, es desde la participación en cada uno de los 15 Consejos Consultivos que se puede apoyar y sobre todo forzar la descentralización.

En esta sección vamos a trabajar la temática comunal desde múltiples perspectivas, para tratar de ir entendiendo qué son las comunas, desde las leyes y la constitución, desde la perspectiva y posibilidades de: los vecinos, el PRO, el FpV, PSUR, organizaciones sociales y demás fuerzas vivas barriales. Una serie de datos duros, información y bibliografía (leyes, listado de comuneros y comunas, reglamentos de cada Junta Comunal, resumenes de reuniones de Consejos Consultivos, diferentes producciones o declaraciones de las Juntas, etc). La relación, clave, entre Comunas – Legislatura. Poder dar cuenta de las características de los medios periodísticos barriales, la cobertura de noticias específicas, cobertura por parte de medios digitales, diarios y revistas. La relación Gobierno central – Comunas y reuniones inter comunales (ámbito formal de reunión entre los 15 presidentes de las juntas comunales y el Jefe de Gobierno o el Ministro correspondiente). A su vez, contaremos con audios y videos de entrevistas o declaraciones de los comuneros, legisladores, funcionarios y demás actores relevantes en la vida comunal.

La descentralización tiene como objetivo una mejor gobernabilidad, con una participación democrática por parte de los vecinos, con un control directo de la gestión, con un Estado próximo, transparente y accesible. El cambio que debe producirse es de fondo, es radical, es participativo, pero no existe la voluntad política para hacerlo. Las Comunas tiene competencias exclusivas (asfalto, espacios verdes, elaboración del presupuesto anual, iniciativa legislativa, administración de su patrimonio, entre otras acciones) y competencias concurrentes junto al Gobierno central de la Ciudad (fiscalización y control, decisión y ejecución de obras públicas, evaluación de demandas y necesidades sociales, etc).

Las posibilidades políticas y estratégicas que surgen a partir de la descentralización son igual de ricas como desconocidas, cada herramienta es una novedad, cada mecanismo de participación una oportunidad de crecimiento político, y es necesario aprehenderlas para cosechar los frutos de la democracia.

El camino a tomar en las Comunas es el de la participación política vecinal. Las Comunas funcionan sobre la base de los Consejos Consultivos, que se reúnen de manera mensual en cada comuna y trabajan con comisiones temáticas. Este Consejo es vital en el gobierno comunal, es desde la participación en cada uno de los 15 Consejos Consultivos que se puede impulsar la descentralización.

 

Menu